Los virus de 2010

El invierno en general y las fiestas navideñas en particular son épocas propensas para que los virus, esos indeseados compañeros de viaje que roban la buena salud a las personas, se hagan fuertes. Hablamos de simples resfriados o gripes, de la amplia gama de dolencias respiratorias, los molestos virus estomacales que acompañan a los excesos característicos de la época y un largo etcétera. Sin embargo, las infecciones no son exclusivamente patrimonio de los seres humanos. Porque los ordenadores, que en mayor o menor medida se han convertido en elementos imprescindibles para la vida con el paso de los años, también cuentan con una lista casi interminable de enemigos para su salud que acaban por acarrear serios disgustos a sus dueños. Virus informáticos que, además, surgen en cualquier época del año y cuentan con una temible capacidad expansiva.

Panda Security, compañía multinacional de seguridad informática nacida en Bilbao y que cuenta con 21 años de experiencia, elaboró con motivo del fin de año un anecdotario que recoge los virus que, por uno u otro motivo, más han llamado la atención durante 2010 a su división Pandalabs. Este laboratorio trabaja en la detección y clasificación del malware, software que tiene como objetivo infiltrarse y dañar los ordenadores sin el consentimiento de sus propietarios, para proteger a consumidores y empresas.

Según especifica la compañía en su informe, el año ya finito ha sido “especialmente complicado” para llevar a cabo esta misión, porque Pandalabs ha recibido más de veinte millones de virus diferentes para su análisis durante los últimos doce meses. El listado, que recoge nueve malwares diferentes, no se ha centrado tanto en las amenazas informáticas que más han infectado, más se han distribuido o cuyas variantes han atacado los ordenadores del usuario con más dureza, sino en virus cuyo estudio incluso ha despertado risas entre los profesionales de la firma. A todos ellos les ha asignado un nombre adecuado a sus características.

HellRaiser.A ocupa el noveno puesto de la clasificación para Panda Security. Bautizado como el maquero mandón, este programa de control remoto afecta únicamente a sistemas operativos de Macintosh y para instalarse necesita de la buena voluntad del usuario en forma de permiso. Una vez dentro, el virus es capaz de tomar el mando del control remoto del ordenador y hacer multitud de tareas a su antojo, incluso abrir la bandeja del DVD.

En el octavo puesto aparece el boy-scout más majete, que responde al nombre de Bredolab.Y. El virus viene disfrazado en forma de soporte para Microsoft alertando sobre un nuevo parche de seguridad para Outlook, la herramienta de administración de correo electrónico, que debe ser instalado a toda velocidad. Una vez caído en la trampa, el usuario disfrutará de la ingrata compañía del falso antivirus SecurityTool, que alertará inmediatamente al usuario de que su PC ha sido infectado y necesita adquirir, también inmediatamente, una solución para arreglarlo. “Solución que, por supuesto, ni recibe, ni soluciona el problema, ni devuelve el dinero de la compra”, explican los autores del informe.

La séptima posición del ranking es para el políglota del año, un virus a buen seguro muy extendido entre los ordenadores de miles de adolescentes y no tan jóvenes que utilizan el popular Messenger para comunicarse. En este caso, comportarse como un auténtico diccionario de idiomas le ha valido para entrar, en contra del deseo de los usuarios, en multitud de sistemas operativos. Su nombre, MSNWorm.IE. El malware se distribuye a través de un link que invita al usuario a ver una foto en hasta 18 idiomas diferentes. El emoticono que lo acompaña, 😀, precisamente no hace reír a los afectados…

El título de más osado del año fue en esta ocasión para Stuxnet.A, al que los autores del anecdotario vírico asignan como banda sonora más adecuada las de películas como Misión Imposible o El Santo. Este virus fue especialmente diseñado para atacar a los sistemas SCADA, es decir, infraestructuras críticas. El gusano aprovecha una vulnerabilidad de Microsoft para colarse a través de USB e intentar llegar hasta el mismo corazón de centrales nucleares…

Oscarbot.YQ. se ha ganado a pulso la etiqueta de el más pesado. Al estilo de viejos virus y bromas electrónicas, que una vez instaladas preguntaban insistentemente ¿De verdad quieres cerrar el programa? Sí – No y daba igual donde se hiciera clic porque, una y otra vez, volvía a repetirse el mensaje para desesperación del usuario, Óscar lleva a cabo una disfunción similar. Una vez instalado, aseguran los autores del informe “más vale encomendarse a un santo, hacer meditación o practicar yoga porque te sacará de tus casillas”. No en vano, cada vez que se cierra la ventana, aparece otra pantalla preguntando otra cosa, se abre una sesión del navegador o incluso ofrece una encuesta.

El gusano más seguro del año fue para Clippo.A, nombre similar al clipito que hizo popular al personaje de ayuda de Microsoft que era un clip con ojos. El virus se instala en el ordenador y asigna una contraseña a todos los documentos de Office. Así, cuando el usuario desea abrirlos, no hay manera si no da con el citado password. Lo más divertido es que no lo hace por nada, únicamente para molestar. El problema, que no tiene ningún otro síntoma visible.

Ramsom.AB. fue el damnificado por la recesión económica, una realidad que también se ha colado de lleno en el mundo del cibercrimen. Hace unos años, cualquier malware de tipo ransomware como éste, los que piden un rescate a cambio de acceder a la información, por ejemplo, se vendía caro. Empezando a hablar de 300 dólares y, a partir de ahí, hacia arriba. No obstante, la crisis y la competencia entre ciberdelincuentes ha hecho mella, a juicio de Panda Security. Y el resultado es que por unos diez euros el usuario puede, supuestamente, liberar al PC de su infección.

La distinción al más mentirosillo del año recayó en el virus SecurityEssentials2010, que toma el nombre del antivirus oficial de Microsoft. Se trata de un adware cuyo comportamiento es igual al de cualquier falso antivirus: muestra mensajes al usuario afectado de que su PC tiene multitud de infecciones y de que está en peligro, y no para hasta que éste compra la solución. “Hasta aquí, nada diferente del resto de falsos antivirus, pero está tan bien diseñado en cuanto a mensajes o colores que está en el Top 10 de los que más han infectado este año”, advertían.

Para concluir con la clasificación, la firma se detiene en el que ha denominado el insecto del año, llamado Mariposa. Su desmantelamiento, llevada a cabo el mes de marzo del pasado año, concluyó con la detención de sus autores, españoles, gracias a la colaboración entre la propia Panda Security, la Guardia Civil e incluso el FBI y la Defence Inteligence. El virus se alimentaba de PC ajenos y llegó a tener como rehenes a 13 millones de computadoras a lo largo del mundo. Una amenaza en toda regla que le sirvió para convertirse en el número uno.

 

Anuncios

~ por abiapnea en 11 enero, 2011.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: